El fútbol femenino y la licencia por maternidad

La licencia por maternidad de las futbolistas llega en medio de una lucha histórica

0

Por Julieta Ramírez

La licencia de maternidad obliga a la mujer a abstenerse de su propia actividad laboral en el período inmediatamente anterior y posterior al parto, con el fin de salvaguardar la salud del bebé y de la futura madre.

En Italia, las mujeres se ven obligadas a abstenerse de trabajar en los dos meses anteriores al parto y en los tres meses siguientes. La ley prevé flexibilidad en el sentido de que una mujer puede disfrutar de un período de 5 meses después del parto.

Para el ejercicio de esta facultad se deberá obtener opinión favorable del médico especialista del Servicio Nacional de Salud y del médico competente para la prevención y protección de la salud y seguridad en el trabajo.

Unión de jugadoras y jugadores

La unión de futbolistas y jugadoras FIFPro (Federación Internacional de Futbolistas Profesionales) en colaboración con la FIFA, la organización que gobierna el fútbol mundial, han introducido nuevas reglas de protección a favor de las jugadoras.

El 19/11/20 se decidió que a partir del 1 de enero de 2021, los clubes de los campeonatos femeninos reconocidos por la FIFA, deberán garantizar un mínimo de catorce semanas de baja por maternidad (al menos ocho de las cuales después del nacimiento) y una indemnización igual a al menos dos terceros de la retribución prevista anteriormente.

Las jugadoras también tendrán la oportunidad de permanecer inscritas en sus equipos incluso durante su ausencia, y los clubes deberán explicar en detalle las razones de cualquier rescisión decidida durante la baja por maternidad: si no brindan las explicaciones adecuadas, las jugadoras tendrán derecho a una indemnización equivalente a seis meses.

Es importante subrayar que la nueva legislación debe someterse a la aprobación del Consejo de la FIFA.
Digamos que con esta novedad la maternidad se hará compatible con las actividades deportivas para los futbolistas.

El problema sigue siendo fundamental en los países donde los futbolistas han alcanzado el estatus de “profesionales”.
Se espera que los jugadores italianos obtengan el puesto profesional en 2022.

¿En qué momento está el debate sobre los derechos de los y las futbolistas?

La existencia de una disparidad de género muy alta en el ámbito del fútbol profesional sigue siendo generalizada. En 1863 el fútbol era solo un deporte practicado por hombres. Fueron necesarios 29 años para el primer partido entre mujeres. Durante la Primera Guerra Mundial, las mujeres que trabajaban en las fábricas jugaban al fútbol en su tiempo libre.

En 1921 el fútbol femenino fue prohibido hasta 1971 y posteriormente en 1980 fue reconocido por la FIFA. La primera copa mundial de fútbol femenino fue en China en 1991.

Un estudio realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo apunta a una importante brecha de género. Los salarios que reciben los jugadores son mucho más bajos que los de los jugadores.

Por ejemplo, mientras una figura como Lionel Messi gana alrededor de 130.000.000 de euros al año, el jugador más famoso del mundo, Hada Hegerberg, según la FIFA recibe un sueldo de 400.000 euros al año.

Marion Reimers, periodista mexicana fundadora de la organización no gubernamental Versus, que se ocupa de género y deporte, dice que:

“El fútbol es un megáfono de la sociedad, un microcosmos en el que el bien y el mal pasan a primer plano. Voluntad humana y amistad por un lado y desigualdades y machismo por otro. Son un espejo de lo que sucede en el mundo”.


Traducción de Sergio Mohadeb. Para leer la nota original en italiano:

Il congedo di maternità delle calciatrici arriva tra una storica lotta

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.