Cómo son los nuevos baños transparentes

Una tecnología permite controlar el status de limpieza de estos sanitarios japoneses. Pero también hay preocupación por el derecho a la privacidad si la tecnología llegase a fallar. ¿Te animarías a usarlos?

0

Un arquitecto diseñó baños transparentes para que los ciudadanos controlen que estén limpios. Por ahora, los baños se instalaron en dos parques públicos de Tokyo, la capital de Japón.

Una vez ocupados, y usando la tecnología similar a la de los aviones, las paredes del baño se opacan, para evitar la mirada exterior y tener privacidad.

Con esta nueva tecnología,  las paredes exteriores de vidrio de los cubículos del baño se vuelven opacas después de que se cierra la puerta, lo que permite a los posibles usuarios inspeccionar el interior antes de gastar un centavo. Por la noche iluminan los parques como una linterna.

Es muy importante que haya baños públicos por una razón de salud, pero también se requiere cuidado y mantenimiento. En Europa cobran una tasa para usarlos, tal vez centavos de euro. Para leer sobre Argentina, ver más abajo.

 

La vanguardia en sanitarios

Japón siempre ha estado a la vanguardia de la tecnología sanitaria, con los inodoros con tapas que se abren y cierran automáticamente y asientos que se calientan.

Ahora la novedad son estos nuevos baños diseñados por Shigeru Ban, el arquitecto ganador del Premio Pritzker, construídos con un “vidrio inteligente” que cambia la opacidad cuando es necesario.

Al abrirse la puerta del baño, una corriente eléctrica realínea los cristales en el vidrio para permitir que pase más luz, creando un efecto transparente, traslúcido.

Baño antes de abrirse la puerta, sin nadie adentro:

 

Baño una vez cerrada la puerta, con alguien adentro:

 

“Me preocupa que se vuelva transparente debido a un mal funcionamiento”, escribió @yukio en Twitter sobre este baño. Y es cierto, puede llevar un tiempo acostumbrarse. También revelará el estado en que el usuario del baño lo deja…

 

“No estoy dispuesta a arriesgar mi privacidad porque alguien quiera hacer un baño elegante”, dijo Sachiko Ishikawa, escritora y traductora de 32 años, en una entrevista telefónica el miércoles desde Tokio, que reproduce el diario The New York Times.

La Sra. Ishikawa dijo que le preocupaba que un error humano hiciera que fuera demasiado fácil para los usuarios del baño exponerse inadvertidamente. La estructura transparente también podría hacerlos más vulnerables a los agresores, dijo. “Podrían estar esperándote si sales del baño”, dijo. “Así que el argumento de la protección no me sirve”

Desde ya, si hubiese una falla, y se afectase la privacidad de quien usa el baño hay responsabilidad civil del fabricante y de quien los haya instalado, ante un hecho tan grave.

Para leer sobre el tema de baños públicos en Argentina, link de acá abajo y podés dejar tu comentario.

 

El acceso público a los baños

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.