Nuevo reglamento sobre el uso de drones o VANT

Hay una nueva normativa para usar drones. Vea en esta nota cuales son las condicioes.

0

La norma clasifica los drones según su uso que puede ser

  • recreativo
  • comercial
  • científico
  • de seguridad
  • deportivo

Y el peso del drone que puede ser clase A, B, C, D y E, esta última para aquellos que superen los 150 kg).

Todo drone debe ser inscripto como VANT o SVANT en el Registro Nacional de Aeronaves de la ANAC. Solo los drones de uso recreativo de hasta 500 gramos de MCTW no deben inscribirse antes. Cuando se venda o transfiera o preste o alquile un drone también debe inscribirse.

Se deberá solicitar autorización para operar sin visibilidad directa los drones de uso comercial, científico, deportivo y de seguridad. En todos los casos, está prohibido el uso de drones sobre multitud o aglomeración de personas, excepto que estén aprobados para la actividad.

Para tomar imágenes debe cumplirse con la ley de datos personales.

Responsabilidad civil por el uso de drones

La operación de los drones es responsabilidad del piloto al mando, el explotador, el propietario —si fuese distinto al explotador y no mediara contrato de cesión de uso inscripto— y/o todo aquel que la lleve a cabo o facilite.

Quienes operen drones de más de 5 kg con fines recreativos, drones para actividad comercial genérica y drones para uso científico deberán contratar un seguro de responsabilidad por los daños que pudieran ocasionar. Esto incluye a los drones de carga, con mínimos de cobertura.

Quienes operen drones de hasta 5 kg con fines recreativos no están obligados a contratar un seguro.

¿Qué se requiere para manejar drones?

Para volar drones  con fines comerciales, tales como trabajo aéreo o transporte de carga,  hay que tener la Certificación de Explotador de VANT (CE-VANT) emitida por la ANAC,

La ANAC podrá requerir el auxilio de la fuerza pública para prevenir, detener o impedir la operación de un VANT o SVANT que incumpla la normativa o las reglas de vuelo, o que represente un peligro.

 

 

REGLAMENTO DE VEHÍCULOS AÉREOS NO TRIPULADOS (VANT) Y DE SISTEMAS DE VEHÍCULOS AÉREOS NO TRIPULADOS (SVANT)

TÍTULO I.- DEFINICIONES, CLASIFICACIONES Y ÁMBITO DE APLICACIÓN
CAPÍTULO 1 – DEFINICIONES Y ABREVIATURAS.
ARTÍCULO 1°. – Para el propósito de este reglamento, además de las definiciones
establecidas en las REGULACIONES ARGENTINAS DE AVIACIÓN CIVIL
(RAAC), los términos y las expresiones que se indican a continuación, tienen el
siguiente significado:
Aeromodelo: Aparato o mecanismo que puede circular en el espacio aéreo,
controlado o conducido a distancia por un sistema de radio control (que acciona
directamente sus servos) que opera a la vista de su operador y cuyo destino es
exclusivamente recreativo y/o deportivo.
Accidente: Todo suceso relacionado con la utilización de un vehículo aéreo no
tripulado o sistema de vehículos aéreos no tripulados que produzca la muerte o
lesiones graves de una persona, daños a bienes de terceros, daños o roturas
estructurales del dispositivo o la desaparición o la total inaccesibilidad del mismo;
que ocurre entre el momento que el dispositivo se encuentra listo para
desplazarse con el propósito de realizar un vuelo y el momento en que se detiene
al finalizar el vuelo y apaga su sistema de propulsión principal.
ANAC: Administración Nacional de Aviación Civil, que actúa en calidad de
autoridad aeronáutica en la materia.
Autorización. Es una respuesta de la ANAC frente a un asunto que se le presenta
para su consideración. La autorización constituye una constatación o
determinación de cumplimiento de las normas pertinentes.
Autorización de Operación: instrumento administrativo con el cual el explotador
debe contar previo al momento de realizar sus operaciones.
Certificación de explotador de VANT (CE-VANT): Instrumento mediante el cual la
ANAC emite una autorización al explotador, que lo habilita a realizar operaciones
de acuerdo a las especificaciones que éste contenga.
Enlace de mando y control (C2): Enlace de datos entre el vehículo aéreo no
tripulado y la estación de pilotaje a distancia a los fines de dirigir el vuelo.
Espacio aéreo controlado: Espacio aéreo de dimensiones definidas dentro del cual
se facilita Servicio de Control de Tránsito Aéreo, de conformidad con la
clasificación del espacio aéreo.
Espacio aéreo segregado: Espacio aéreo de dimensiones determinadas asignado
a usuarios específicos para su uso exclusivo.
Estación de pilotaje a distancia: Componente del sistema que contiene el equipo
que se utiliza para pilotar el vehículo aéreo no tripulado.
Explotador: Persona, organización o empresa que utiliza lícitamente el VANT o
SVANT por cuenta propia, con o sin fines de lucro.
Instructor de vuelo de VANT/SVANT: Titular de una autorización emitida por la
ANAC, que lo habilita a desempeñarse como instructor de vuelo de VANTs o
SVANTs.
Mantenimiento: Ejecución de los trabajos requeridos para asegurar la operación
de modo seguro de un VANT, lo que incluye una o varias de las siguientes tareas:
reacondicionamiento, inspección, reemplazo de piezas, rectificación de defectos y
la realización de una modificación o reparación.
Mercancías peligrosas: Todo objeto o sustancia que pueda constituir un riesgo
para la salud, la seguridad, los bienes o el medio ambiente y que figure en la lista
de mercancías peligrosas de las Instrucciones Técnicas previstas en el
Documento OACI 9284 o esté así clasificado conforme a dichas Instrucciones.
Miembro de la tripulación remota: Miembro de la tripulación, titular de una
autorización emitida por ANAC, encargado de tareas esenciales para la operación
de un vehículo aéreo pilotado a distancia durante el tiempo de vuelo.
Noche: Las horas comprendidas entre el fin del crepúsculo civil vespertino y el
comienzo del crepúsculo civil matutino, o cualquier otro periodo entre la puesta y
la salida del sol que especifique la autoridad correspondiente.
NOTA: El crepúsculo civil termina por la tarde cuando el centro del disco solar se
halle a 6° por debajo del horizonte y empieza por la mañana cuando el centro del
disco solar se halle a 6° por encima del horizonte
Observador: Miembro de la tripulación remota quien, mediante observación visual
del VANT o SVANT, ayuda al piloto remoto en la realización segura del vuelo.
Operación autónoma: Operación durante la cual el VANT opera sin intervención
del piloto al mando y sin que éste tenga posibilidad alguna de intervención en
tiempo real en la gestión del vuelo.
Operación automática: Operación durante la cual el VANT opera sin intervención
del piloto al mando, el que cuenta con la posibilidad de intervenir para interrumpir
o modificar la operación.
Operación con visibilidad directa (VLOS): Operación durante la cual el piloto al
mando a distancia mantiene contacto visual directo con el VANT sin la asistencia
de otros miembros de la tripulación remota y hasta un máximo de 200 metros en
distancia horizontal.
Operación con visión remota (FPV): Operación en donde el piloto al mando a
distancia utiliza exclusivamente la cámara a bordo del VANT/SVANT para
navegarlo.
Operación sin visibilidad directa (BVLOS): Operación durante la cual el piloto al
mando a distancia no mantiene contacto visual directo con el VANT.
Operación simultánea: utilización de más de un VANT por una misma estación de
pilotaje a distancia.
Peso máximo certificado de despegue (MCTW): Peso máximo admisible de
despegue del VANT o del SVANT, de conformidad con las especificaciones
brindadas por el fabricante o, en su ausencia, por lo establecido para ese equipo
por la autoridad aeronáutica.
Piloto a distancia: Persona autorizada por la autoridad aeronáutica para
desempeñar funciones esenciales para la operación de un VANT o SVANT y
para operar los mandos de vuelo, según corresponda, durante el tiempo de vuelo.
Piloto al mando: Piloto a distancia designado por el explotador o el propietario
para operar los controles del SVANT o del VANT y encargarse de la realización
segura de un vuelo.
Prestador del servicio de navegación aérea: es la entidad organización a cargo
de la prestación del Servicio Público de Navegación Aérea, tal como se encuentra
definido en la Ley 27.161.
Sensores vitales: dispositivo o conjunto de dispositivos que permiten medir la
altura y la distancia a la que opera el VANT o SVANT a los efectos de mantener el
vuelo dentro de los límites operativos fijados por el fabricante.
Sistema de vehículo aéreo no tripulado (SVANT): conjunto de elementos
configurables integrado por un vehículo aéreo no tripulado, sus estaciones de
piloto remoto conexas, los necesarios enlaces de mando y control y cualquier otro
elemento del sistema que pueda requerirse en cualquier punto durante la
operación de vuelo.
Trabajo aéreo: Es la explotación comercial de aeronaves conforme lo dispuesto
por el artículo 92 Código Aeronáutico y sus normas complementarias y/o
las normas que en el futuro las modifiquen o reemplacen.
Transferencia de control: Acción de trasladar el control del pilotaje de una estación
de pilotaje a distancia a otra.
Vehículo Aéreo No Tripulado (VANT): Vehículo aéreo destinado a volar sin piloto a
bordo y pilotado desde una estación de pilotaje a distancia.
VFR: Sigla utilizada para designar las Reglas de Vuelo Visual.
Zona de Identificación de Defensa Aérea (ADIZ): Espacio aéreo designado
especial de dimensiones definidas, dentro del cual las aeronaves deben satisfacer
procedimientos especiales de identificación y notificación, además de aquellos que
se relacionan con el suministro de Servicios de Tránsito Aéreo (ATS).
Zona peligrosa: Espacio aéreo de dimensiones definidas en el cual pueden
desplegarse, en determinados momentos, actividades peligrosas para el vuelo de
las aeronaves.
Zona prohibida: Espacio aéreo de dimensiones definidas sobre el territorio o las
aguas jurisdiccionales de un Estado, dentro del cual está prohibido el vuelo de las
aeronaves.
Zona restringida: Espacio aéreo de dimensiones definidas sobre el territorio o las
aguas jurisdiccionales de un Estado, dentro del cual está restringido el vuelo de
las aeronaves, de acuerdo con determinadas condiciones especificadas.
Zona libre de VANTs o SVANTs (NO DRONE ZONE): Espacio aéreo dentro del
cual, por disposición de la Autoridad Aeronáutica, se encuentra prohibido el uso
de VANTs o SVANTs.
CAPÍTULO 2 – ÁMBITO DE APLICACIÓN.
ARTÍCULO 2°.- Aplicación.- El presente reglamento prescribe los requisitos
generales de operación de los VANT y SVANT que operen en el territorio de la
REPÚBLICA ARGENTINA, sus aguas jurisdiccionales, el espacio aéreo que lo
cubre y los espacios aéreos extraterritoriales, cuando por convenios
internacionales se acuerde que dichos espacios se encuentran bajo jurisdicción de
nuestro país.
Las disposiciones del presente reglamento serán aplicables en el ámbito indicado
precedentemente a:
a) Las operaciones aéreas realizadas con vehículos aéreos no tripulados,
cualquiera sea su naturaleza constructiva.
b) Toda persona que pretenda operar vehículos aéreos no tripulados o sistemas
de vehículos aéreos no tripulados.
c) Toda persona humana o jurídica que sea titular de vehículos aéreos no
tripulados o sistemas de vehículos aéreos no tripulados
d) Toda persona humana o jurídica que pretenda o lleve a cabo la explotación de
vehículos aéreos no tripulados o sistemas de vehículos aéreos no tripulados.
e) Toda persona que lleve a cabo el mantenimiento, configuración operativa o
reparación de vehículos aéreos no tripulados o sistemas de vehículos aéreos no
tripulados en forma integral o en cada ámbito específico.
f) Los procedimientos administrativos destinados a obtener las autorizaciones
pertinentes para operar, conservar, mantener o reparar o diseñar vehículos aéreos
no tripulados o sistemas de vehículos aéreos no tripulados o partes de ellos.
ARTÍCULO 3°.- Exclusiones. Se encuentran exceptuados de las disposiciones
del presente reglamento los vehículos aéreos no tripulados o sistemas de
vehículos aéreos no tripulados afectados a las fuerzas militares, con la sola
excepción de las normas relativas a la circulación aérea.
El resto de los vehículos aéreos no tripulados o sistemas de vehículos aéreos no
tripulados de carácter público se rigen por la presente reglamentación. Sus
operaciones deberán adecuarse a lo establecido en el presente reglamento de
conformidad al uso que se pretenda hacer del VANT/SVANT. Las Fuerzas
Armadas y Fuerzas de Seguridad que prevean operar con VANT o SVANT dentro
de espacio aéreo controlado, deberán celebrar acuerdos con el Proveedor de
Servicios de Navegación Aérea, a efectos establecer los procedimientos
operativos de coordinación.
Los aeromodelos se encuentran, en principio, excluidos de las reglas establecidas
en la presente reglamentación. No obstante, la autoridad aeronáutica, previa
intervención de sus áreas técnicas competentes y frente a un caso concreto, podrá
equiparar el tratamiento de ciertos aeromodelos al de los VANTs/SVANTs y aplicar
las reglas del presente reglamento, en aquellos equipos cuyas características de
autonomía, capacidad técnica y peso no permitan establecer diferencias evidentes
entre ambas categorías.

CAPÍTULO 3 – CLASIFICACIÓN.
ARTÍCULO 4°.- Los vehículos aéreos no tripulados se clasifican, a los fines de la
aplicación del presente reglamento, de acuerdo a las siguientes categorías:
A) Según el carácter:
1) Públicos: Los vehículos aéreos no tripulados o sistemas de vehículos
aéreos no tripulados destinados al servicio del poder público, incluyendo
los militares y de fuerzas de seguridad.
2) Privados: Los vehículos aéreos no tripulados o sistemas de vehículos
aéreos no tripulados no destinados al servicio del poder público, aunque
pertenezcan al Estado.
B) Según la naturaleza de su uso:
1) Recreativo: utilización del VANT o SVANT con fines de esparcimiento,
placer, pasatiempo o afines y siempre que no exista intención de lucro.
2) Comercial: explotación del VANT o SVANT a cambio de una
contraprestación o con algún fin de lucro. El uso del VANT o SVANT para
instrucción se considera un uso comercial pero sujeto exclusivamente a las
disposiciones de la Parte 141 de las Regulaciones Argentinas de Aviación
Civil.
3) Científico: uso del VANT o SVANT con una finalidad de investigación, la
realización de ensayos, corroboración de las capacidades técnicas del
vehículo, prueba de nuevos motores o equipamientos, u otras actividades
con propósitos meramente científicos o experimentales.
4) Seguridad: uso del VANT o SVANT con el propósito de prevenir delitos o
detener hechos ilícitos en ejecución, que es ejercido en forma exclusiva por
las fuerzas de seguridad federales o locales en virtud de las funciones
asignadas en sus normas constitutivas o en cumplimiento de una manda
judicial.
5) Deportivo: uso del VANT o SVANT en el marco de un evento organizado
por una persona humana o jurídica con el objeto de exhibir las capacidades
de dichos dispositivos, de demostrar las habilidades de los participantes o
en un ámbito en donde los participantes compiten entre sí, medie o no fin
de lucro mediato o inmediato.
C) Según el peso:
1) CLASE A: hasta QUINIENTOS (500) gramos de MCTW.
2) CLASE B: entre QUINIENTOS UN (501) gramos y hasta CINCO (5)
kilogramos de MCTW.
3) CLASE C: entre más de CINCO (5) kilogramos y hasta VEINTICINCO (25)
kilogramos de MCTW.
4) CLASE D: más de VEINTICINCO (25) kilogramos y hasta CIENTO
CINCUENTA (150) kilogramos de MCTW.
4) CLASE E: de más de CIENTO CINCUENTA (150) kilogramos de MCTW.
D) Según sus características técnicas:
1) Ala fija.
2) Ala rotatoria.
3) Aeróstatos.
4) Cautivos
TÍTULO II –REGISTRACIÓN, MARCAS Y CONDICIONES DE
AERONAVEGABILIDAD
ARTÍCULO 5°.- Registro especial.- Todo VANT o SVANT deberá ser inscripto con
anterioridad al inicio de las operaciones en el Registro Nacional de Aeronaves de la
ANAC, con la sola excepción de los Clase A de uso recreativo.
La autoridad aeronáutica establecerá un procedimiento de registración especial de
VANTs y SVANTs mediante Disposición Técnico- Registral que será emitida por el
Registro Nacional de Aeronaves, la que contemplará la registración por medio de
una plataforma digital para VANTS Clase B de uso recreativo.
ARTÍCULO 6°.- Obligación de Registración.- Para todo VANT o SVANT
comercializado por proveedores nacionales, el proceso de registro deberá ser
iniciado por el comprador.
Para todo VANT o SVANT adquiridos en el extranjero, el propietario deberá
acreditar el inicio del proceso de registración ante el Registro Nacional de
Aeronaves, presentando la constancia correspondiente ante la autoridad aduanera
al momento de su ingreso al país o realizando en dicho momento la declaración
jurada correspondiente ante la autoridad aduanera y su posterior inscripción ante el
referido Registro.
Los VANT y SVANTs de fabricación nacional construidos por particulares deberán
ser registrados por sus propietarios, previa verificación por la Autoridad Aeronáutica
la que determinará, de acuerdo con la información que provea el constructor, el
peso máximo certificado de despegue del VANT o SVANTs a los fines de su
categorización.
La transferencia o baja del asiento registral serán efectuadas en la forma en que
prescriba la Disposición Técnico Registral respectiva.
ARTÍCULO 7°.- Registraciones de cesiones o autorizaciones de uso.- Si el
titular del VANT o del SVANT cediera o autorizara temporalmente su utilización a
un tercero, dicha transferencia o cesión de uso deberá ser inscripta en el Registro
Nacional de Aeronaves para liberar al propietario de las responsabilidades
inherentes al explotador, las cuales quedarán a cargo exclusivo de la otra parte.
ARTÍCULO 8°.- Marcas de identificación.- Los VANT o SVANT y la estación de
piloto a distancia deberán llevar inscriptas las marcas de identificación que
disponga el procedimiento establecido por el Registro Nacional de Aeronaves.
Las marcas de los VANTs y SVANTs habilitados para fines comerciales, científicos,
deportivos y de seguridad serán de un color que permita una clara identificación.
ARTÍCULO 9°.- Condiciones de Aeronavegabilidad.- La autoridad aeronáutica
no exigirá la acreditación de un certificado de aeronavegabilidad al usuario para la
registración de VANTs o SVANTs Clases A, B, C y D, por lo que se entiende que el
dispositivo se encontrará aeronavegable si se ajusta a las especificaciones del
fabricante.
Para la inscripción de los VANTs y SVANTs Clase E, la autoridad aeronáutica
verificará que el dispositivo se ajusta al diseño aprobado correspondiente y podrá
practicar las comprobaciones que estime necesarias para corroborar que está en
condiciones de operar de modo seguro.
TÍTULO III.- OPERACIONES DE VANTS Y SVANTS
CAPÍTULO 1: REGLAS GENERALES.
ARTÍCULO 10°.- Clases de operaciones:
a) Operación con visibilidad directa (VLOS). Durante toda la operación de un
VANT o SVANT, el piloto al mando a distancia y el/los observador/es deberá/n
mantener contacto visual directo hasta un máximo de 200 metros de distancia
horizontal y sin la asistencia de otro miembro de la tripulación remota para dirigir
su vuelo en forma segura, satisfaciendo las responsabilidades de separación y
anticolisión.
b) Operación sin visibilidad directa (BVLOS): La ANAC podrá autorizar
especialmente operaciones BVLOS en los casos de VANTs y SVANTs para uso
comercial, científico, deportivo y de seguridad, si considera que el explotador
cuenta con procedimientos acordes previstos en su Manual de Operaciones y
cuenta con un programa de identificación de peligros y gestión de riesgos para
dicho tipo de operación, de modo que su ejecución se demuestre dentro de
los límites aceptables de la seguridad operacional.
La regla general es operar bajo estándares VLOS y sólo excepcionalmente,
previa autorización de la autoridad aeronáutica, se permitirán operaciones BVLOS
a los VANTs y SVANTs de uso comercial, científico, deportivo y de seguridad.
Las operaciones con uso de visión remota (FPV) se consideran operaciones
BVLOS a los efectos de la presente reglamentación.
ARTÍCULO 11°.- Operación en zonas pobladas.-Los VANT o SVANT no
podrán operar sobre multitud o aglomeración de personas, excepto que, debido a
sus características técnicas, se encuentren específicamente aprobados para dicha
actividad por el área competente de la Autoridad Aeronáutica. NOTA.- se
considera aglomeración de personas a: espectáculos deportivos, eventos de
interés público y todo tipo de manifestaciones o reuniones masivas de personas
en espacios públicos, entre otros.
ARTÍCULO 12°.- Operaciones en espacio aéreos no controlados. En espacio
aéreo no controlado, los VANT o SVANT estarán limitados a operar hasta una
altura máxima de CIENTO VEINTE (120) metros (400 pies) sobre el nivel del
terreno, excepto que previamente se haya obtenido una autorización del Prestador
de Servicios de Navegación Aérea.
ARTÍCULO 13°: Operaciones en espacio aéreo controlado. Cuando se trate de
espacio aéreo controlado, y dentro un radio de CINCO (5) kilómetros contados a
partir de los umbrales de pista, los VANTs y SVANTs no deberán operar a más de
CUARENTA Y TRES (43) metros de altura a partir del plano de cota del umbral
más cercano, no pudiendo ser operado dentro de las superficies de aproximación
y ascenso en el despegue establecidas para cada aeródromo. Cuando sea
inevitable la operación por encima de la altura mencionada, el explotador deberá
solicitar la respectiva autorización al Prestador de Servicios de Navegación Aérea
cuando se trate de un aeródromo donde se presten dichos servicios, o del Jefe de
Aeródromo en caso que dicho aeródromo no cuente con esos servicios.
La Autoridad Aeronáutica, en forma coordinada con el prestador de servicios de
navegación aérea, podrá habilitar corredores en donde operen exclusivamente
VANTs y SVANTs.
ARTICULO 14°.- Zona libre de VANTs y SVANTs (NO DRONE ZONE).- La
autoridad aeronáutica podrá determinar zonas específicas en donde no esté
permitida la operación de VANTs y SVANTs. La autoridad aeronáutica podrá
adoptar las medidas necesarias para asegurar el acatamiento de dicha decisión,
encontrándose facultada para solicitar la colaboración del prestador de servicio de
navegación aérea y la asistencia de las fuerzas de seguridad.
ARTÍCULO 15°.- Limites de operaciones.- Ningún VANT o SVANT deberá
operar:
a) en la superficie de aproximación o de ascenso en el despegue de cualquier
pista de un aeródromo o helipuerto; salvo que el operador cuente con autorización
previa del prestador de servicio de navegación aérea cuando se trate de un
aeródromo donde se presten dichos servicios, o del Jefe de Aeródromo en caso
que dicho aeródromo no cuente con esos servicios.
b) a una distancia menor a UN (1) kilómetro del límite lateral de un corredor
destinado a operaciones según Reglas de Vuelo Visual (VFR), excepto que
previamente se haya obtenido una autorización del prestador de servicio de
navegación aérea.
c) a una distancia menor a QUINIENTOS (500) metros del Punto de Referencia de
Helipuerto (HRP); excepto que previamente se haya obtenido una autorización del
prestador de servicio de navegación aérea.
NOTA: Podrá obtenerse información respecto a las coordenadas geográficas de la
HRP en el Manual de Aeródromos y Helipuertos (MADHEL) de la República
Argentina.
d) en espacios aéreos controlados, corredores visuales y helicorredores,
establecidos en las publicaciones de información aeronáutica; excepto que
previamente se haya obtenido una autorización especial del prestador de servicio
de navegación aérea.
e) en zonas prohibidas, restringidas y/o peligrosas, indicadas en las publicaciones
información aeronáutica.
f) en aquellos espacios aéreos que por razones de seguridad pública,
humanitarias, desastres naturales, eventos o zonas se encuentren temporalmente
restringidos o prohibidos; excepto que, en caso de ser espacio aéreo controlado,
se haya obtenido una autorización previa del Proveedor de Servicios de
Navegación Aérea. Además de la autorización mencionada, y a efectos de obtener
autorización para operar de acuerdo al supuesto previsto en este artículo, el
solicitante deberá gestionar la autorización correspondiente ante la autoridad
competente en razón de la materia.
g) sobre instalaciones de Fuerzas de Seguridad y de los Servicios Penitenciarios,
destilerías, depósitos de inflamables, centrales atómicas e hidroeléctricas, usinas
e instalaciones de elaboración o manipulación de materiales inflamables,
explosivos o radioactivos.
NOTA.- A los efectos de obtener autorización para operar de acuerdo al supuesto
previsto en este inciso, el solicitante deberá gestionar la autorización
correspondiente ante la autoridad competente en razón de la materia.
h) sobre instalaciones militares, ni a una distancia lateral inferior a CINCO (5)
kilómetros de dicha instalación.
NOTA.- A los efectos de obtener autorización para operar de acuerdo al supuesto
previsto en el presente artículo, el solicitante deberá gestionar la autorización
correspondiente ante la autoridad competente en razón de la materia.
i) sobre puntos de valor estratégico que determine el Estado de acuerdo a los
límites laterales que se establezcan.
NOTA.- A los efectos de obtener autorización para operar de acuerdo al supuesto
previsto en este artículo, el solicitante deberá gestionar la autorización
correspondiente ante la autoridad competente en razón de la materia.
j) sobre parques nacionales, reservas naturales o áreas protegidas, excepto que
medie expresa autorización de la Administración de Parques Nacionales u otra
autoridad competente.
k) realizando maniobras acrobáticas en espacios no segregados.
l) en la Zona de Identificación de Defensa Aérea (ADIZ) activada, sin contar con el
consentimiento previo de la autoridad a cargo de la defensa aeroespacial.
m) desde un vehículo en movimiento;
n) durante la noche ó en condiciones meteorológicas visuales que no permitan su
operación segura.
ñ) con sensores de imágenes, prospección magnética o de cualquier otro tipo, si
no están sujetas al cumplimiento de las regulaciones nacionales en la materia.
El Prestador de Servicios de Navegación Aérea podrá autorizar las operaciones
realizadas en espacio aéreo controlado cuando el peticionante funde
adecuadamente su requerimiento, se adopten medidas de mitigación de riesgos
necesarias para evitar accidentes o incidentes y siempre que se trate de VANTs y
SVANTs afectados a uso comercial, científico, deportivo o de seguridad que hayan
sido autorizados por la Autoridad Aeronáutica para realizar tales actividades.
NOTA: el control y gestión del espacio aéreo resulta una responsabilidad primaria
del Prestador de Servicios de Navegación Aérea, por lo que es la única
organización competente para otorgar autorizaciones relativas a la navegación
aérea en el marco del espacio aéreo controlado.
ARTÍCULO 16°.- Derecho de paso.- Todo piloto a distancia de un VANT o
SVANT cederá el paso a las aeronaves incluyendo pero no limitado
a:
(a) aviones;
(b) helicópteros;
(c) planeadores;
(d) ultraligeros; y
(e) globos libres tripulados.
(f) globos libres no tripulados.
ARTÍCULO 17°.- Protección de datos personales.- Los VANTs y SVANTs con
capacidad para realizar relevamientos con sensores de imágenes, prospección
magnética o de cualquier otro tipo, están sujetas al cumplimiento de las
leyes y reglamentaciones nacionales en materia de protección de datos
personales.
ARTÍCULO 18°.- Operaciones autónomas. Se prohíben las operaciones de
VANTs y SVANTs que no permitan al piloto al mando intervenir durante cualquiera
de las fases de la operación a los fines de dirigir su trayectoria.
ARTÍCULO 19°.- Operación simultánea. Se prohíbe la operación simultánea de
más de UN (1) VANT mediante la utilización de una misma estación de pilotaje a
distancia. Sin perjuicio de ello, la autoridad aeronáutica podrá otorgar una
excepción sobre el particular cuando se traten de SVANTs y VANTs afectados a
uso comercial, de conformidad con lo establecido en el artículo 35 de la presente
reglamentación.
ARTÍCULO 20°- Ingreso y egreso en vuelo del país.- Los VANTs y SVANTs no
podrán ingresar ni egresar del país en vuelo a menos que se cuente con
autorización de operación de la Autoridad Aeronáutica de los Estados
involucrados en la operación, en concordancia a las leyes, reglamentos y
procedimientos de dichos estados y siempre que la operación sea realizada
con fines civiles. Las operaciones de Transferencia de Control entre Estaciones
de Pilotaje a Distancia operadas bajo diferentes estados responsables, deberán
cumplir con los procedimientos y certificaciones impuestas por la ANAC en pos de
asegurar que dicha transferencia no perjudique el Enlace de Mando y Control (C2)
necesario para el aseguramiento de un control continuo sobre el VANT y SVANTs.
ARTICULO 21°.- Prohibición de desactivación de sensores vitales.- Queda
prohibida la desactivación de sensores vitales de los VANTs y SVANTs a fin de
permitir operaciones fuera de los parámetros originales de programación. La
presente prohibición no alcanza a los VANTs y SVANTs de uso deportivo
fabricados en serie que se encuentren con dichos sensores desactivados en su
configuración originaria.
ARTICULO 22°.- Prohibición de interferencia e inhibición de señales. Queda
prohibida la interferencia e inhibición de señales de VANTs y SVANTs por parte de
terceros ajenos a la operación, salvo cuando se trate de agentes de la fuerza
pública en ejercicio de sus funciones o del explotador de un aeródromo público
con el propósito de prevenir operaciones en zonas restringidas.
ARTICULO 23°.- Comunicaciones.- Los VANTs y SVANTs, en cuanto respecta
al uso del espectro radioeléctrico, deberán cumplir con la reglamentación vigente
establecida por la autoridad competente en materia de radiocomunicaciones.
ARTÍCULO 24°.- Responsabilidad.- La operación de un VANT o SVANT será
responsabilidad del piloto al mando, el explotador, el propietario si fuese un sujeto
distinto al explotador y no mediare contrato de cesión de uso debidamente
inscripto en los términos previstos en el artículo 7° de la presente y/o todo aquel
que la lleve a cabo o facilite, incluyendo la responsabilidad por los daños y
perjuicios que puedan ocasionarse durante y por causa de la ejecución de las
operaciones incluyendo daños a bienes y terceros en superficie.
CAPÍTULO 2: VANTS Y SVANTS PARA USO RECREATIVO.
ARTÍCULO 25°. – Registración. Los titulares de VANTs y SVANTs de clase A de
uso recreativo se encuentran exentos de ser inscriptos ante el Registro Nacional
de Aeronaves.
Los titulares de VANTs y SVANTs de clase B afectados a uso recreativo deberán
efectuar la registración electrónica ante la plataforma digital oficial que establezca la
autoridad aeronáutica.
Los propietarios de VANTs y SVANTs de los tipos clase C, clase D y clase E
afectados a este tipo de actividades deberán realizar la inscripción respectiva,
conforme se establece en el Título II de este reglamento.
ARTÍCULO 26°. – Reglas operativas. Sin perjuicio de la aplicación de las reglas
establecidas en el capítulo 1 del presente título, los explotadores de VANTs y
SVANTs afectados a uso recreativo deberán operar únicamente bajo las reglas
VLOS en espacio aéreo no controlado, no pudiendo realizar vuelos nocturnos o en
condiciones meteorológicas adversas. El explotador deberá operar el VANT
evitando obstáculos que puedan interferir el Enlace de Mando y Control del
dispositivo y podrá valerse de la asistencia de un observador para asegurar el
control visual del artefacto.
Asimismo, se determina que la operación con fines recreativos podrá efectuarse en
espacios segregados que cuenten con la autorización del respectivo jefe o
encargado de aeródromo o de la autoridad aeronáutica.
En todos los casos la operación deberá desarrollarse en un radio nunca inferior a
los TREINTA (30) metros en la horizontal y de hasta DIEZ (10) metros en la vertical
respecto a personas ajenas a la tripulación remota.
ARTÍCULO 27°. – Certificados de competencia de la tripulación remota. Los
explotadores de VANTs y SVANTs afectados a uso recreativo que se encuentren al
mando de vehículos aéreos del tipo clase A y clase B no estarán obligados a
contar con un certificado de competencia de piloto a distancia, mientras que
quienes operen VANTs y SVANTs de los tipo clase C, clase D y clase E
para fines recreativos deberán contar con las autorizaciones establecidas en el
título IV de la presente.
Los menores de edad podrán pilotar únicamente VANTs y SVANTs clase A y B de
uso recreativo siempre que sean mayores de 16 años de edad y lo hagan bajo la
supervisión directa de un adulto, quien será considerado, a los fines del presente
reglamento, el responsable de la operación.
ARTÍCULO 28°.- Seguros.- Los explotadores de VANTs y SVANTs del tipo clase
C, clase D y clase E utilizados para fines recreativos están obligados a contratar un
seguro de responsabilidad por los daños que pudiera ocasionar su operación, que
no podrá ser menor al exigido en las condiciones generales determinadas por la
Superintendencia de Seguros de la Nación sobre el particular.
Los explotadores de VANTs y SVANTs del tipo clase A y los clase B utilizados para
fines recreativos están exentos de contratar los seguros referidos en el párrafo
anterior, pero responderán por los daños causados u ocasionados durante y por
causa de la operación con fundamento en las reglas generales de responsabilidad.
ARTÍCULO 29°. – Régimen sancionatorio. Los pilotos a distancia y los
explotadores de VANTs y SVANTs destinados a uso recreativo que realicen
actividades comerciales en forma encubierta o incumplan cualquiera de las normas
registrales u operativas establecidas en la presente reglamentación serán
pasibles de las sanciones establecidas en el régimen de infracciones aeronáuticas
vigente, conforme se establece en el artículo 67 del presente reglamento.
CAPÍTULO 3: VANTS Y SVANTS PARA USO COMERCIAL.
ARTÍCULO 30°.- Uso y operación. El uso y la operación de VANT o SVANT para
fines comerciales deberá realizarse conforme las previsiones del presente
capítulo.
ARTÍCULO 31°.- Operación con fines comerciales – Certificación de
explotador de VANT (CE-VANT).- Todo explotador de VANT o SVANT que
realicen actividades afines a las consideradas como trabajo aéreo o realice
transporte de carga, deberá obtener la Certificación de Explotador de VANT
(CE-VANT), en el cual se identificará el tipo de operaciones para las que se
encuentra habilitado y la clase de vehículo a utilizar (Clase A, B, C, D y E).
Para obtener la precitada certificación, el peticionante deberá cumplimentar la
totalidad de los requerimientos establecidos en el presente y/o en la
reglamentación que se dicte a tal efecto.
La ANAC podrá disponer el otorgamiento de una autorización de operación para
explotadores que así lo requieran por el carácter no habitual de la actividad que
pretenden desarrollar, y siempre que demuestren que conducirán las operaciones
de vuelo dentro de los límites aceptables de seguridad operacional.
ARTÍCULO 32°.- Transporte de carga con VANTs y SVANTs.- Los VANTs o
SVANT podrán realizar actividades de transporte de carga únicamente cuando ello
fuere expresamente autorizado por la autoridad aeronáutica. Para obtener la
autorización para la prestación de servicios de transporte de carga por medio de
VANTs o SVANTs, el usuario deberá obtener previamente el respectivo certificado
CE-VANT y estará sujeta a las siguientes limitaciones:
a) Utilizar únicamente VANTs/SVANTs clases A, B y C.
b) Operar en espacio aéreo no controlado.
c) No operar sobre zonas densamente pobladas en los términos previstos en el
artículo 11 de la presente reglamentación.
d) Operar en zonas libres de obstáculos a la navegación.
e) No operar los dispositivos en forma autónoma ni simultánea.
En virtud de lo expuesto, el explotador deberá acompañar la siguiente
documentación adicional:
1) Listado de equipos a utilizar.
2) Demostrar que la operación se desarrollará en respeto de los límites
operativos establecidos en este artículo y dentro del alcance del enlace de
mando y control (C2) durante la operación de los dispositivos.
3) Presentar un análisis de riesgo relativo a la operación que propone realizar.
4) Acompañar el listado de pilotos a distancia que utilizará durante la operación,
los cuales deberán contar con sus respectivos CMAs vigentes.
5) Acreditar que cuenta con una póliza de seguro que cubra los potenciales
daños relativos a la operación en cuestión, la cual no deberá ser inferior a las
coberturas exigidas en el artículo 160 del Código Aeronáutico.
La autoridad aeronáutica dará intervención a sus áreas técnicas competentes para
analizar la propuesta y realizar las fiscalizaciones que estime pertinentes y podrá
rechazar la solicitud si no se encuentran acreditados los extremos que demuestren
una operación segura.
No se autorizará el transporte de personas, animales y mercancías peligrosas.
NOTA: la póliza de seguro exigida para transporte de carga con VANTs/SVANTs
debe cumplir con los requisitos establecidos en el artículo 160 del Código
Aeronáutico, mientras que la póliza para actividad comercial genérica con
VANTs/SVANTs debe cumplir con las condiciones generales determinadas por la
Superintendencia de Seguros de la Nación. La existencia de una póliza que cubra
los daños previstos en el artículo 160 del Código Aeronáutico exime al explotador de
presentar cualquier otra cobertura.
ARTÍCULO 33°.- Manual de Operaciones del Explotador y Sistema de Gestión
de Riesgos.- Todo explotador de un VANT o SVANT para uso comercial deberá
elaborar, a los fines de la obtención de la autorización referida en el artículo 30 de
este reglamento, un Manual de Operaciones del Explotador, el cual deberá ser
aceptado por la autoridad aeronáutica previa emisión del CE-VANT.
Asimismo, deberán contar con un sistema de gestión de riesgos adecuado para
operar, que incluya la información e instrucciones necesarias para su operación con
seguridad y eficacia, el que —como mínimo— debe incluir lo siguiente:
1) procedimientos para el despegue y aterrizaje;
2) procedimientos en ruta;
3) procedimientos ante la eventual pérdida de enlace con los datos de control
(data link);
4) procedimientos para abortar ante la eventual falla un sistema crítico;
5) procedimientos para evaluar la zona de operación;
6) procedimientos para la identificación de riesgos y peligros potenciales y para su
mitigación;
7) identificación de los responsables de la operación y el de todos los miembros de
la tripulación remota (piloto/s y observador/es);
y 8) requisitos para la calificación de los piloto a distancia y observador.
ARTICULO 34°. – Autorización e identificación especial. Todo explotador
comercial antes de comenzar a operar deberá poseer el respectivo CE-VANT o la
autorización de operación según corresponda, y la marca identificadora visible a
distancia, prevista en el artículo 8 del presente reglamento.
ARTÍCULO 35°.- Operaciones simultáneas.- La autoridad aeronáutica podrá
otorgar una autorización de carácter excepcional a aquellos explotadores que
pretendan realizar la operación simultánea de más de UN (1) VANT con una misma
estación de pilotaje a distancia, siempre que el explotador adopte las medidas de
mitigación de riesgos que la autoridad aeronáutica estime como razonables y que la
operación se ajuste a las condiciones de uso recomendadas por el fabricante.
ARTÍCULO 36°.- Seguros.- No se autorizará operación alguna con fines
comerciales a menos que el usuario acredite tener asegurada la actividad que
declara en su solicitud y cuente con la póliza de seguro vigente. Las coberturas de
riesgos deberán ajustarse a las condiciones generales determinadas por la
Superintendencia de Seguros de la Nación sobre el particular.
ARTÍCULO 37°.- Obligaciones pre-vuelo.- El explotador de un VANT o SVANT
deberá, antes del inicio de cada vuelo:
1) Constatar que se trate de un VANT o SVANT debidamente inscripto.
2) Constatar que el piloto posea certificado de competencia de piloto a distancia y
el CMA vigente.
3) Constatar que el área seleccionada para la operación ha sido
inspeccionada y permite la ejecución segura de la misma dentro los límites de lo
normado en el presente capítulo.
4) Constatar que posee las autorizaciones necesarias para la ejecución de la
operación, otorgadas por la autoridad competente en cada caso.
5) Realizar una inspección del VANT o SVANT mediante la cual pueda
determinar que se encuentra en condiciones seguras, incluyendo la disponibilidad
de combustible o carga de la batería acordes a la operación.
6) Constatar que se han cumplido todas las tareas de mantenimiento establecidas
por el fabricante de acuerdo surja del manual correspondiente.
7) Constatar que no existe interferencia en otras bandas de frecuencia que
pudieran afectar las condiciones de operación de acuerdo a lo planificado.
8) Constatar la vigencia del seguro de responsabilidad correspondiente.
ARTÍCULO 38°.- Asiento habitual.- Los VANTs y SVANTs afectados a uso
comercial tendrán su asiento habitual en el domicilio declarado por su titular al
momento de la registración, en el que serán válidas todas las notificaciones y al que
podrán practicarse las fiscalizaciones que pudiera realizar la autoridad aeronáutica.
No obstante, la autoridad aeronáutica podrá requerir al propietario que presente el
equipo en sus dependencias para ejercer la fiscalización del mismo.
CAPÍTULO 4: OPERACIONES DE VANTS Y SVANTS PARA USO CIENTÍFICO

ARTÍCULO 39°.- Operación con fines científicos.- Las operaciones de VANTs y
SVANTs para fines científicos deberán desarrollarse en zonas aéreas segregadas,
en espacio aéreo no controlado, fuera de zonas densamente pobladas o
aglomeración de personas y conforme las reglas operacionales establecidas en el
Capítulo 1 del presente título.
ARTÍCULO 40°.- Tripulación remota. Los pilotos al mando de VANTs y SVANTs
para fines científicos deberán contar con las autorizaciones establecidas en el título
IV de la presente.
ARTÍCULO 41°.- Seguro. Los peticionantes deberán acreditar que cuentan con un
seguro cuya cobertura de riesgo no podrá ser inferior a los valores establecidos por
la Superintendencia de Seguros de la Nación para este tipo de pólizas.
ARTÍCULO 42°. – Autorización para VANTs y SVANTs de uso científico.- La
autoridad aeronáutica emitirá una autorización de operación para los VANTs o
SVANTs de uso científico y podrá autorizar, excepcionalmente, que la operación se
desarrolle por fuera de los límites establecidos en el artículo 12 y 15 del
presente reglamento, siempre que se adopten las medidas necesarias para mitigar
riesgos.
CAPÍTULO 5: VANTS Y SVANTS PARA USO DEPORTIVO
ARTÍCULO 43°.- Operación de uso deportivo.- El uso de VANTs y SVANTs
para fines deportivos deberá desarrollarse en zonas aéreas segregadas, en
espacio aéreo no controlado y dentro de los límites verticales fijados en el Capítulo
1 del presente título. El predio en donde se desarrolle la actividad deberá contar
con todas las medidas de seguridad necesarias para garantizar la integridad física
de los participantes y del público en general.
ARTÍCULO 44°.- Tripulación remota. Los pilotos al mando de VANTs y SVANTs
para fines de seguridad deberán contar con las autorizaciones establecidas en el
título IV de la presente.
ARTÍCULO 45°.- Seguro. El organizador del evento deberá contar con el
respectivo seguro para espectáculos deportivos vigente, sin perjuicio de la póliza
de seguro obligatoria para el uso del VANT/SVANT que forme parte del
espectáculo.
ARTÍCULO 46°.- Autorización para VANTs y SVANTs de uso deportivo. El
organizador del evento que deberá acreditar que posee un sistema de gestión de
riesgos que cumpla con las exigencias establecidas en el artículo 33 del presente
y obtener la respectiva autorización de operación por parte de la autoridad
aeronáutica con carácter previo a promocionar o comercializar el evento. La
autorización será por cada evento y no de carácter general.
CAPÍTULO 6: VANTS Y SVANTS PARA FUNCIONES DE SEGURIDAD

ARTÍCULO 47°.- Operación para funciones de seguridad.- En las operaciones
de VANTs y SVANTs cuyo uso sea seguridad se aplicarán las reglas
operacionales establecidas en el Capítulo 1 del presente título, salvo que la
autoridad aeronáutica lo exceptúe mediante autorización expresa o que se trate de
actividades ordenadas por manda judicial.
ARTÍCULO 48°.- Tripulación remota. Los pilotos al mando de VANTs y SVANTs
para fines de seguridad deberán contar con las autorizaciones establecidas en el
título IV de la presente.
ARTÍCULO 49°.- Seguro. Las fuerzas de seguridad que desarrollen estas
operaciones en ejercicio de sus misiones o en cumplimiento de una manda judicial
deberán contar con una póliza de seguro que cubra los potenciales daños
relativos a la operación en cuestión, la cual no deberá ser inferior a las coberturas
exigidas en el artículo 160 del Código Aeronáutico.
NOTA: como sucede en el supuesto de transporte de carga y considerando el
mayor riesgo involucrado en este tipo de operaciones, se exige un seguro de
mayor cobertura de riesgo.
ARTÍCULO 50°.– Autorización para VANTs y SVANTs afectadas a fines de
seguridad.- La organización requirente de la autorización de operación deberá
acreditar las exigencias establecidas en el artículo 33 del presente. La autoridad
aeronáutica emitirá una autorización de operación para los VANTs o SVANTs
afectados a funciones de seguridad a favor del peticionante. La tripulación remota
y los VANTs/SVANTs deberán cumplir con el resto de los requisitos de idoneidad
y mantenimiento dispuestos en los Títulos IV y V del presente y sus operaciones
se encontrarán sujetas a la fiscalización de la autoridad aeronáutica en los
términos previstos en el Título VII de esta reglamentación.
TÍTULO IV – TRIPULACIÓN REMOTA
CAPÍTULO 1: GENERALIDADES.
ARTÍCULO 51°.- Todo VANT o SVANT estará a cargo de un piloto a distancia,
quien será responsable por su operación. La tripulación al mando de VANTs y
SVANTs de Clases C, D y E para uso recreativo y de Clases A, B, C, D y E para
fines comerciales, científicos, deportivos y de seguridad deberá obtener el
respectivo certificado de competencia de piloto a distancia previsto en este título
para poder operarlos.
ARTÍCULO 52°.- Los titulares de los certificados de competencia de piloto a
distancia y de instructor de vuelo de VANT y SVANT deberán contar con una
Certificación Médica Aeronáutica (CMA) vigente. En dichos certificados constará el
tipo (ala fija/ala rotativa/aeróstatos/cautivos) y clase (A, B, C, D y E) de VANT y
SVANT para los cuales se encuentran habilitados el piloto a distancia o el
instructor. Los pilotos a distancia o instructores que tengan habilitación para
VANTs o SVANTs de clase E se consideran autorizados para el resto de las
clases.
El resto de los certificados de idoneidad aeronáutica no confieren la aptitud
requerida al titular para el pilotaje de VANTs o SVANTs.
ARTÍCULO 53°.- Toda persona titular de un certificado de competencia otorgado
conforme este título deberá presentarlo con su respectivo CMA, cuando así lo
solicite un funcionario de la ANAC en ejercicio de sus funciones, los
representantes del prestador de servicios de navegación aérea o los agentes de la
fuerza pública.
ARTÍCULO 54°.- Ninguna persona se desempeñará al mando de un VANT o
SVANT cuando:
1) sufriere una disminución de su aptitud psicofisiológica para el ejercicio de la
operación de manera segura.
2) se encuentre bajo los efectos del consumo de bebidas alcohólicas o de
cualquier otra sustancia psicoactiva que pudiera afectar sus facultades para
ejecutar la operación de manera segura.
3) posea una disminución de sus capacidades a causa de encontrarse fatigado, o
si considera que pudiera sufrir los efectos de la fatiga durante la operación que se
dispone a realizar.
CAPÍTULO 2: PILOTO A DISTANCIA
ARTÍCULO 55°.- Toda persona que pretenda obtener un certificado de
competencia como piloto a distancia deberá cumplir con los siguientes requisitos:
1. Ser mayor de edad.
2. Ser capaz de leer, hablar y comprender el idioma español.
3. Poseer una Certificación Médica Aeronáutica Clase 4 emitida conforme lo
establecido en la Parte 67 de las Regulaciones Argentinas de Aviación Civil.
NOTA: Todo poseedor de una Certificación Médica Aeronáutica Clase I, II o III en
vigencia, de acuerdo a lo establecido en la Parte 67, Subparte A, Sección 67.3 (a)
de las Regulaciones Argentinas de Aviación Civil, podrán ejercer atribuciones de la
Clase IV, siempre que no exceda el tiempo de vigencia de la clase emitida.
4. Aprobar las exigencias establecidas en el Programa de Instrucción Reconocida
para la obtención del Certificado de Competencia como Piloto de Vehículos Aéreos
no Tripulados de acuerdo a la categoría y clase según corresponda, en un Centro
de Instrucción de Aeronáutica Civil (CIAC), habilitado conforme las Regulaciones
Argentinas de Aviación Civil (RAAC) Parte 141.
5. Si el solicitante obtuviera una nota menor al setenta y cinco por ciento (75%),
podrá solicitar una nueva instancia treinta (30) días después de la fecha del
examen anterior, a la cual deberá acompañar una declaración jurada firmada por
el responsable de un Centro de Instrucción de Aeronáutica Civil, de la cual surja
que ha recibido instrucción adicional.
6. Aprobar, ante un inspector designado por la ANAC a tal fin, un examen práctico
de pericia. Esta instancia práctica consistirá en una demostración respecto a la
ejecución de procedimientos y maniobras dentro de las capacidades y limitaciones
operacionales del VANT o SVANT y de la aplicación de conocimientos teóricos. El
examen práctico deberá realizarse en la misma Categoría (ala fija/ ala rotativa/
aerostato/ cautivo) y clase (A/ B/ C/ D) de VANT o SVANT a la cual pretende ser
habilitado.
Si un solicitante no aprobara o fallara cualquiera de las maniobras requeridas
durante la instancia práctica, será considerado desaprobado, pudiendo solicitar un
nuevo examen dentro de los treinta (30) días posteriores a la desaprobación, a la
cual deberá acompañar una declaración jurada firmada por el responsable de un
Centro de Instrucción de Aeronáutica Civil, de la cual surja que ha recibido
instrucción adicional.
ARTÍCULO 56°.- El certificado de competencia de piloto a distancia mantendrá su
vigencia mientras: a) mantenga su CMA vigente, y b) no se encuentre alcanzado
por una inhabilitación como consecuencia de una sanción.
ARTÍCULO 57°.- El certificado de competencia de piloto a distancia permitirá
desempeñarse y ejercer sus atribuciones como tal en los VANTs o SVANTs
correspondientes para el tipo (ala fija/ala rotativa/aeróstatos/cautivos) y la Clase
para la cual ha sido habilitado (Clase A, B, C, D o E) y sólo en las condiciones de
operación descriptas en el Título III de la presente.
CAPÍTULO 3: OBSERVADOR
ARTICULO 58°.- Observador. Toda persona que pretenda desempeñarse como
observador deberá cumplir con los siguientes requisitos:
1. Ser mayor de edad;
2. Ser capaz de leer, hablar y comprender el idioma español;
3. Ser titular de un certificado de competencia de piloto a distancia, para el caso
en que actúe en operaciones de VANTs y SVANTs de uso comercial, científico,
deportivo o de seguridad.
El observador, en tanto miembro de la tripulación remota, es co-responsable de la
operación en que intervenga en forma conjunta con el piloto a distancia al mando
del VANT o SVANT. El observador deberá mantener comunicación constante
durante toda la operación con el piloto a distancia al mando del VANT o SVANT.
CAPÍTULO 4: INSTRUCTOR DE VUELO DE VANTs y SVANTs
ARTÍCULO 59°.- Toda persona que pretenda obtener el certificado de
competencia para desempeñarse como instructor de vuelo de dichos dispositivos
deberá cumplir con los siguientes requisitos:
1. Ser titular de un certificado de competencia de piloto a distancia y poseer la
CMA prevista en el artículo 55 inciso 3, del presente reglamento.
2. Ser mayor de 21 años de edad.
3. Aprobar las exigencias establecidas en el curso teórico-práctico de Instrucción
Reconocida para Instructor de Vuelo de Vehículos Aéreos No Tripulados en un
Centro de Instrucción Aeronáutica Civil (CIAC), habilitado conforme la Parte 141
de las Regulaciones Argentinas de Aviación Civil (RAAC).
4. Aprobar un examen teórico y práctico ante un inspector de la ANAC, el cual
evaluará si el postulante cuenta con las competencias requeridas para actuar en la
función de Instructor de Vuelo más allá de las competencias que ya posee como
piloto a distancia.
Si un solicitante no aprobara o fallara cualquiera de las maniobras requeridas
durante la instancia práctica, será considerado desaprobado, pudiendo solicitar un
nuevo examen dentro de los treinta (30) días posteriores a la desaprobación, a la
cual deberá acompañar una declaración jurada firmada por el responsable de un
Centro de Instrucción de Aeronáutica Civil, de la cual surja que ha recibido
instrucción adicional.
ARTÍCULO 60°.- El certificado de competencia de instructor de vuelo de VANTs y
SVANTs tendrá vigencia de DOS años desde su otorgamiento siempre que: a)
mantenga su CMA vigente, y b) no se encuentre alcanzado por una inhabilitación
como consecuencia de una sanción.
Los instructores de vuelo de dichos dispositivos deberán renovar su certificado de
competencia cada DOS (2) años, para lo que deberán aprobar un examen teóricopráctico ante la autoridad aeronáutica que permita acreditar la vigencia de sus
conocimientos y su pericia de vuelo.
ARTÍCULO 61°.- Las atribuciones del certificado de competencia de instructor de
vuelo de VANT o SVANT otorgada por la ANAC a su titular le confieren la facultad
de dar instrucción práctica y teórica a alumnos con relación a los vehículos aéreos
relativos a la Clase (A, B, C, D y E) y al tipo de dispositivo (ala fija/ala rotatoria/
aeróstato/cautivo) en el que se encuentra habilitado.
El Instructor de VANT o SVANT sólo podrá ejercer sus funciones en el marco de
un CIAC debidamente habilitado.
CAPÍTULO 5: RECONOCIMIENTO DE AUTORIZACIONES PARA PILOTOS A
DISTANCIA EXTRANJEROS
ARTÍCULO 62°.- Reconocimiento de Autorizaciones para Pilotos a Distancia
Extranjeros Los pilotos a distancia extranjeros que tengan una autorización o
licencia de pilotaje de VANTs, SVANTs, aeronaves pilotadas a distancia o similar
emitida por una autoridad aeronáutica extranjera correspondiente al tipo de
SVANT o VANT que se pretende operar no deberán requerir la emisión del
certificado de competencia de piloto a distancia descripto en este título para
desempeñar sus funciones siempre que aquella se encuentre debidamente
apostillada y traducida al español, la cual será reconocida como válida en la
República Argentina.
Si el país de origen del solicitante no dispusiese el otorgamiento de una
autorización o licencia para ejercer las atribuciones de piloto a distancia o si
dicha habilitación no le permitiese pilotar un SVANTs/VANTs de la clase
(A/B/C/D/E) que pretende utilizar en la República Argentina, el usuario deberá
obtener el respectivo certificado de competencia según los requisitos
establecidos en el presente reglamento o limitarse únicamente a operar VANTs y
SVANTs Clase A y B con fines recreativos. No obstante, la autoridad aeronáutica
podrá otorgar una autorización de carácter excepcional limitada temporalmente
para aquellos pilotos a distancia extranjeros que no cuenten con autorización o
licencia de su país de origen y pretendan realizar operaciones de carácter
científica de forma aislada y no habitual en la República Argentina.

TÍTULO V: MANTENIMIENTO
CAPÍTULO 1 – REGLAS GENERALES
ARTÍCULO 63°.- Todo explotador de VANT y SVANT deberá asegurarse que el
equipamiento interviniente en la operación se encuentra en condiciones de operar
de modo seguro.
ARTÍCULO 64°.- Todo explotador de VANT y SVANT deberá asegurarse de
cumplir con el mantenimiento recomendado por el Fabricante.
ARTÍCULO 65°.- El explotador es el responsable de que los VANTs y SVANTs se
ajusten a las especificaciones del fabricante y se mantengan en condiciones de
operar de modo seguro. Todo explotador de VANTs y SVANTs deberá garantizar
el mantenimiento necesario para acreditar la condición de aeronavegabilidad del
equipo, de conformidad con lo establecido en el Artículo 9 de este reglamento.
CAPÍTULO 2 – ORGANIZACIONES DE MANTENIMIENTO DE VANTS Y
SVANTS
(RESERVADO)
TÍTULO VI.- REPORTE DE ACCIDENTES
E INCIDENTES.
ARTÍCULO 66°.- Es responsabilidad del explotador y del piloto al mando notificar
a la autoridad más próxima, por el medio más rápido del que disponga, cualquier
accidente o incidente en relación con un VANT o SVANT.
TÍTULO VII.- FISCALIZACIÓN.
ARTÍCULO 67°.- La ANAC verificará el cumplimiento de la normativa vigente y
aplicará, en casos de incumplimientos o infracciones, el Decreto N° 2352/83 o el
régimen de faltas aeronáuticas que en un futuro lo reemplace, todo ello sin perjuicio
de la responsabilidad civil y penal en que pudiera incurrir el infractor.
ARTÍCULO 68°.- La autoridad aeronáutica podrá requerir el auxilio de la fuerza
pública o solicitar asistencia al prestador del servicio de navegación aérea para
prevenir, detener o impedir la operación de un VANT o SVANT que incumpla la
presente normativa, las reglas de vuelo o que prima facie represente un peligro para
las operaciones aéreas y/o los terceros superficiarios.
ARTÍCULO 69°. La autoridad aeronáutica podrá requerir al propietario de un
VANT/SVANT que presente el equipo en sus dependencias administrativas para
ejercer sus funciones de fiscalización. El incumplimiento de dicha obligación por
parte del propietario será pasible de sanción en los términos previstos en el artículo
67 del presente reglamento.

TÍTULO VIII.- DIFUSIÓN DE AUTORIZACIONES.
ARTÍCULO 70°.- La autoridad aeronáutica, por medio de su plataforma digital,
informará a los usuarios sobre las personas humanas y jurídicas que cuenten con
el respectivo CE-VANT para realizar actividad comercial y los Centros de
Instrucción de Aeronáutica Civil que dictan cursos específicos sobre VANTs y
SVANTs.
TÍTULO IX.- DISPOSICIONES TRANSITORIAS
ARTÍCULO 71°.- El Departamento Registro Nacional de Aeronaves de la
Dirección de Aeronavegabilidad dependiente de la DIRECCIÓN NACIONAL DE
SEGURIDAD OPERACIONAL de esta ANAC establecerá la forma en que se
reordenará el Registro de VANT y SVANT actualmente vigente para su
adecuación a las previsiones de la presente.
A tal efecto, dicho Departamento se encuentra facultado a adoptar las medidas
necesarias, entre las que se encuentran la cancelación de aquellos números
de registro pertenecientes a vehículos que ya no requieran registración o que
hubieren sido destruidos o enajenados y la baja de aquellos asientos que
estuvieren duplicados, debiendo notificar a los interesados cualquier
modificación que efectúe en tal sentido.
ARTÍCULO 72°.- Quienes cuenten con una autorización como miembro de la
tripulación remota emitida bajo el régimen de la Resolución ANAC N° 527/15
podrán solicitar la emisión de un certificado de competencia de piloto a distancia,
en la cual se consignará la clase (A/B/C/D/E) y el tipo de equipo (ala fija/ala
rotativa/aeróstatos/cautivo) que se encuentran autorizados a operar.
Si de las constancias obrantes en esta ANAC (registros de exámenes,
expedientes, órdenes de inspección o similares) no surgiera la clase de
VANT o SVANTs que ha sido autorizado a operar, se emitirá un certificado
con habilitación para operación de ala rotativa o, a opción del interesado,
podrá volver a rendir el examen teórico-práctico a fin de obtener la habilitación
para operar con ala fija, aeróstato o cautivo.
ARTÍCULO 73°.- La Dirección de Licencias al Personal dependiente de la
DIRECCIÓN NACIONAL DE SEGURIDAD OPERACIONAL deberá aprobar los
contenidos y la carga horaria de la totalidad de programas de instrucción y cursos
establecidos en esta reglamentación con un antelación no menor a TREINTA (30)
días hábiles administrativos a su entrada en vigencia.
ARTÍCULO 74°.- Quienes tengan una autorización CO-VANT emitida bajo el
régimen de la Resolución ANAC N° 527/15 dispondrán de NOVENTA (90) días
hábiles administrativos desde que entre en vigencia la presente reglamentación
para adaptarse a las exigencias de la presente normativa y obtener el respectivo
CE-VANT, todo ello bajo apercibimiento de declarar automáticamente extinta la
autorización.
República Argentina – Poder Ejecutivo Nacional
2019 – Año de la Exportación
Hoja Adicional de Firmas
Informe gráfico
Número:
Referencia: Anexo Reso DRONES
El documento fue importado por el sistema GEDO con un total de 33 pagina/s.

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.