¿Qué es el aceite de alto oléico?

Este aceite es un sustituto saludable de aceite vegetal hidrogenado, pero en qué consiste y cuáles son sus beneficios

0

Para empezar, se trata de un aceite desarrollado a partir de las variedades de semillas de girasol más ricas en omega 9, de ahí viene su nombre “alto oleico”. Entonces, ¿Qué es el aceite de girasol alto oleico y por qué lo vemos en la mayoría de los productos alimenticios?

Es el sustituto saludable del aceite vegetal hidrogenado que solía usarse hace un tiempo. Las ventaja principal es que puede incluirse en productos que requieren crocancia y durabilidad, gracias a que es estable y que tiene mayor resistencia a la oxidación y al enraciamiento (cuando un producto no se conserva y se vuelve rancio).

Recordemos que las grasas son necesarias para nuestro organismo, ya que proveen ácidos grasos esenciales que nuestro cuerpo no podría fabricar. Además, cumplen funciones vitales como almacenar energía, colaborar con la producción de hormonas y facilitar el transporte de varias vitaminas.

Por ende, no es posible prescindir del consumo de grasas ya que esto sí sería perjudicial para nuestra salud. Como siempre, cada persona debe buscar una dieta equilibrada y consultar a su nutricionista.

 

¿Cómo incorporamos la mayoría de las grasas?

A través de la alimentación, por lo que se debe tener mucho cuidado con el consumo excesivo y desequilibrado de los distintos tipos de grasas.

Podemos clasificarlas en tres grupos: grasas saturadas (las que son de origen animal), grasas trans (el aceite vegetal hidrogenado entraba acá) y grasas insaturadas (familia omega 3, 6 y 9).

Las dos primeras son sólidas a temperatura ambiente, mientras que las grasas insaturadas son líquidas en las mismas condiciones. De la misma manera, las dos primeras colaboran con aumentar el colesterol “malo” (LDL), mientras que las grasas insaturadas hacen que disminuya.

Los ácidos grasos insaturados (omega) a su vez también se subclasifican en grasos poliinsaturados (omega 3 y omega 6) y monoinsaturados (omega 9).

Los llamados Omega 3 destacan por su poder antiinflamatorio y antioxidante, mientras que los ácidos grasos de la serie Omega 6 actúan en el organismo reduciendo los niveles de colesterol total en sangre, tanto el “bueno” (HDL) como el “malo” (LDL), por lo que su exceso en la alimentación no es recomendable.

Por último, el Omega 9 incrementa los niveles del HDL, por lo que protegen frente a enfermedades cardiovasculares, es decir, ayuda a estar mejor del corazón.

 

 

El Aceite de Girasol Alto Oleico tiene el más alto contenido en Omega 9, incluso superior al aceite de oliva. A continuación te dejamos la tabla comparativa:

En nuestro país aumenta todos los años el consumo de ácidos grasos saturados (los de origen animal) y los ácidos grasos trans (los que brinda el aceite hidrogenado vegetal), por lo que resulta saludable que la mayoría de las empresas de alimentos se inclinen por incorporar el aceite de girasol alto oleico.

Recordá que siempre es importante revisar el etiquetado de cada producto y respetar las porciones recomendadas que se incluyen la información nutricional.

 

 

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.