El cono del silencio es real

Un diseñador ya vendió 5.000 pedidos de su aislante de vidrio, para instalar en restaurantes del mundo

0

Es un nuevo protector de plexiglás suspendido en el aire que permite acercarse a otra persona para comer o tomar algo con mayor seguridad, dada la barrera física no hermética que genera.

Cada elemento mide 80 x 70 cms. y pesa 2 kilos, pero su autor, Christophe Gernigon, plantea la posibilidad de desarrollar modelos más grandes para lograr que parejas o familias completas se sienten juntas, agrupar distintas personas.

Esta burbuja protectora es usada por distintos restaurantes top en el mundo porque permite al restorán proteger a su personal y a sus clientes, así como respetar los gestos de barrera y el distanciamiento.

 

La parte transparente se desmonta fácil y rápidamente para una limpieza plana con un paño suave y una solución desinfectante. Se cuelga del techo mediante un sistema de cables suministrado, dice su fabricante.

Por ahora los clientes son en su mayoría de Asia con Japón a la cabeza y Estados Unidos con el mayor número de
solicitudes de Plex’Eat, como se llama el producto, seguido de los países del Golfo, Canadá, Brasil, México, Alemania
e Italia.

 

 

“Hoy tengo solicitudes de todos los países y todos los sectores de actividad. Un grupo hotelero de Lujo de los Estados Unidos, que tiene hoteles en Nueva York, Los Ángeles, Londres … pídeme color PLex’Eat para sus mostradores de recepción. Pero también casinos en Las Vegas, Macao o en la Riviera francesa para máquinas tragamonedas y juegos de mesa, bares de uñas para manicuras, recepciones de empresa y salones eventos, incluso la comunidad médica está llamando”, explica Christophe Gernigon, su diseñador.

 

El aislamiento en restaurantes de Argentina

En Europa cuesta unos 155 €, pero seguramente al llegar a la Argentina el precio podría duplicarse, lo que arrojaría un costo aproximado de $ 60 mil por unidad, entre flete, impuestos y tasas de importación más margen de la empresa que eventualmente decida traerlos al país.

Además, en Buenos Aires los protocolos mandan que solo se podrá tener mesas en la vereda, pero no en el interior del local donde los aerosoles, eventualmente, podrían esparcir el virus. Por eso es fundamental la ventilación.

 

 

IAsí

Incluso puede usarse en residencias, o casas particulares, puesto que sirve como aislante y “cono del silencio” ¿?, tal como se ve en la foto de abajo.

 

Mientras tanto, se están dando otras variantes como conos individuales y demás alternativas para hacer frente a la pandemia:

 

 

 

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.